reflexologia

Los pies y la reflexología

La reflexología consiste en la aplicación de presión en los puntos reflejos de nuestro cuerpo, localizados en pies, manos, cara y orejas.

Es una técnica curativa basada en la idea de que las distintas zonas del pie se corresponden con las zonas del cuerpo; la médula espinal es el hilo conductor de los estímulos. Todo ello partiendo de unos “mapas” de los pies en las que las puntas de los dedos se corresponderían con la cabeza, la zona de metatarsos con el corazón y el pecho. El arco plantar iría relacionado con el hígado y el páncreas; y el talón con los riñones y la zona lumbar.

Origen

Su origen se sitúa en civilizaciones legendarias y de diferentes zonas del mundo. En la antigua China se consideraba que el cuerpo era una manifestación energética donde cada parte se conectaba con el todo. Se han encontrado papiros egipcios del año 2000 A.C. en los que se reproduce también esta técnica. Y la reflexología también hunde sus raíces en las tribus Cherokees de Carolina del Norte en las que se celebraba una ceremonia sagrada basada en la creencia de que los pies, por estar en contacto con la tierra, formaban parte de las energías que fluyen de ella y conectaban el espíritu con el universo.

Reflexología moderna

La reflexología moderna surge a principios del siglo XX de la mano del médico norteamericano William Fitzgerald al observar que la presión en determinadas zonas de pies y manos producía un efecto anestésico. Pero la creadora, tal y como se conoce hoy en día, fue la masajista Eunice Ingham que comenzó a utilizar esta técnica para disminuir el dolor y los síntomas psicológicos. También contribuye a aumentar la relajación, mejorar la circulación e incluso es útil en cuidados post-operatorios.

reflexologia2