rebajas

Cuidado cuando salgas de REBAJAS

En plena vorágine de las rebajas no está de más el pararnos a pensar un poco y organizarnos antes de salir a la calle a derrochar el dinero comprando cosas para el “por si acaso” que luego siempre acaban en el armario con la etiqueta puesta.

1. Haz una pequeña lista de aquéllo que necesitamos realmente, haciendo una buena distinción entre la necesidad y el capricho. Es lo principal.

2. Planifica tu ruta a seguir poniendo en primer lugar esas tiendas a las que normalmente no puedes permitirte ir, pero que en rebajas puede ser una buena ocasión. Y una vez en ellas, aprovecha para hacerte con un clásico de ésos que siempre están de moda. Y acuérdate de ponerte un calzado cómodo para poder andar sin acabar con los pies destrozados.

3. No seas compulsiva, no vayas a comprar con “hambre” o acabarás comprando más de lo necesario.

4. Mira bien las prendas, que estén en buen estado, que tengan rebajas, que se pueda devolver y, en ese caso, no tengas dudas si algo te gusta cógelo y luego ya lo pensarás, pero si lo dejas puede que cuando vuelvas ya no esté.

5. Huye de los rincones más ordenados, seguramente será lo de nueva temporada y por eso nadie se ha dedicado a tocar los productos.

6. Recuerda que internet también existe y que, en muchos casos, puedes encontrar ese calzado que en la tienda ya se había agotado y a precios más competitivos.

Piensa a largo plazo, ponte unos límites y buena suerte en la búsqueda de lo que necesitas o deseas.

 

Foto: Carles Francesc